Algunas tiendas especializadas en cojines ofrecen la posibilidad de personalizar su tamaño

Pocas sensaciones hay más agradables que, tras un largo día de trabajo, o deporte, o cualquier actividad en este mundo lleno de frenesí que pueda fatigarse y dejarnos extenuados, tumbarnos en el sofá o la cama y disfrutar del confort y comodidad que nos ofrecen los cojines, no digamos ya los cojines a medida.

Este perfecto complemento, la imagen más representativa del sueño y el descanso, se inventó hace muchísimos años, tantos que su uso ya se encuentra en Mesopotamia y el Antiguo Egipto. Sin embargo, no eran, ni de lejos, tan cómodos como lo son hoy en día…de hecho, eran reposacabezas de madera, orientados a corregir la postura de las cervicales mientras se dormía, así como evitar que los insectos pasearán por el cabello y las caras de sus usuarios (no sabemos si con demasiado éxito).

Fueron las civilizaciones griegas y romanas las que empezaron a crear los antepasados de los cojines que conocemos hoy en día, usando sacos de ropa que llenaban paja, plumas y cáñamo para que fueran más blandos y confortables.  

!El gran placer de tener cojines a medida!

Y así hasta hoy en día, donde de hecho, pese a que el cojín está originalmente pensado para descansar la cabeza y alinear bien la columna para evitar los dolores en las cervicales mientras dormimos, a mucha gente le gustan tanto que disfrutan de tener la cama llena de cojines a medida y dormir completamente rodeados por ellos, abrazándose y reposando todo su cuerpo sobre ellos, como si estuviésemos flotando cual bebé dentro del vientre de nuestra madre. Un servidor reconoce, en mi caso particular, que no puedo dormir sin un cojín evitando que mis piernas se toquen.

Los cojines han vivido todo tipo de avances y evoluciones; desde su material, con la moda de los viscoelásticos, de plumas, las almohadas correctoras, de diferentes tamaños, algunos enormes, cuadrados, rectangulares…hasta llegar a la perfección de los amantes de los cojines: los cojines a medida.

Por fin puedes encargar los cojines a medida de tus sueños, el que encaje perfectamente con tu cama o sofá, el que cubra todo el largo del cuerpo para que puedas abrazarlo durante toda la noche y dormir profundamente como un bebé.

Tu descanso mejorará al instante, y tal como llegues a casa después del trabajo tu cerebro buscará inconscientemente ese cojín que ya ocupará un lugar especial en tu corazón, y la sensación de relax y confort se disparará, haciendo de tu vivienda un lugar de paz y tranquilidad, un pequeño oasis en medio del bullicioso y frenético mundo en el que vivimos, un remanso que podrás llamar sinceramente y con todo tu corazón, hogar.

 

Abrir chat